Artículos

O viene con una solución…

“…o puede que su personal no se sienta identificado con su organización”.

A veces lo damos por sentado, asumimos que la gente se siente identificada con la misión, los objetivos y la cultura de la empresa o institución para la cual trabaja. Pero no siempre es así. A título de ejemplo, un importante estudio de una consultora reportaba el año pasado que el 73% de los españoles no se siente identificado con la organización para la cual trabaja.

¿Qué implica esto? ¿Podemos vivir con ello?

Pues pareciera que sí, que hemos sobrevivido a pesar de esta actitud. Pero veamos cuáles son sus consecuencias y, de ser posible, veamos también cómo podemos modificarla.

Sí identificarse implica reconocerse, llegar a tener las mismas creencias, propósitos, deseos que otro; en este caso, que una empresa o institución, la falta de identificación ocasiona: Falta de compromiso, desmotivación, ausencia de conciencia de equipo, falta de propósito y sentido de misión, baja creatividad e innovación. Todo esto lo paga la propia empresa, a través de bajos resultados y los clientes, con pobres respuestas a sus requerimientos y sus expectativas.

Para lograr la identificación del personal con la organización se requiere:

  1. Que las creencias, propósitos y ambiciones de la organización sean públicas.
  2. Que la organización sea coherente, que su comportamiento se corresponda con su prédica.
  3. Que el comportamiento de la organización encaje con los objetivos, valores e intereses personales de sus trabajadores, para que estos sean apreciados.

Es frecuente que muchas organizaciones, sobre todo si son medianas o grandes, cumplan con el primer requisito. Es menos frecuente encontrar que se cumpla el segundo requisito, por cuanto este demanda un liderazgo auténtico y una cultura organizativa sólida. Y más difícil aún es conseguir que se cumpla el tercero, ya que lograrlo implica: estar atentos a las necesidades del personal, crear espacios para la comunicación franca, abierta, e incluso fomentar el “disenso constructivo”, la libre expresión de opiniones; no a tono de críticas, sino de propuestas que señalen nuevas vías para la dinámica organizativa.

De manera que cuando vea que su personal comienza a llevarle problemas a su escritorio, piense si no está usted fomentando, inconscientemente, esa conducta por no haberse propuesto mejorar el nivel de identificación de su gente con los fines y la cultura de su organización.

Una forma de comenzar a hacerlo es:

  • Divulgar sus creencias (valores), propósito (misión) y ambiciones (visión)
  • Disponer de indicadores (encuestas) de la coherencia institucional
  • Medir la aceptación de sus políticas por parte del personal (sondeos de opinión)

Vladimir Gómez Carpio
Consultor en procesos de transformación personal y organizativa
www.trinodus.com

Copyright (c) 2014 Vladimir Gómez Carpio

Regístrese gratis aquí y reciba las novedades de Vladimir Gómez Carpio.

Para descargar este artículo en PDF haga clic en el siguiente enlace Art. 19 Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s