Artículos

Se solicitan clientes, experiencia no necesaria

“Ocurrencia de un comerciante español”.

El cartel estaba frente de una panadería en Aguadulce, Almería y me parece digno de atención, no solo por la ocurrencia y la sabiduría popular que contiene, sino también por la cierta capacidad de reírse de sí mismo de nuestro panadero, ante el hecho de tener pocos clientes.

Cuando una empresa publica un aviso, por ejemplo buscando personal, y establece que la experiencia no es necesaria, lo más probable es que, o bien no esté dispuesta a pagar mucho por el puesto, o bien tenga un conocimiento y unos métodos de formación tales que le permiten entrenar a personal inexperto; valorando así más la actitud y la capacidad de aprender, que la experiencia anterior del candidato.

Pero en el caso de nuestro panadero, y ahora tomándonos más en serio su aviso, pensar en un cliente sin experiencia podría significar lo mismo que pensar en alguien que no supiera con claridad lo que quiere, que no conociera los productos o servicios que busca, ni mucho menos los de la competencia, ni que ponderara la relación precio/valor de los productos. Es decir, alguien un tanto incauto, ingenuo, que podría aceptar “gato por liebre”.

La mala noticia para nuestro panadero es que ese no es necesariamente el caso del cliente actual, ni mucho menos de los que conforman la llamada “Generación Millenium”. Ya que si algo distingue a este importante segmento del mercado es precisamente lo bien informados que están, lo bien que saben lo que quieren, así como los canales y modalidades de venta a usar para obtener los bienes y servicios que desean. Además de que saben cómo negociar duro para obtener un mejor precio.

Este es un tiempo de dirigir las estrategias de marketing a clientes que debemos asumir están bien informados y de llegarles por los canales de su preferencia; por aquellos que utilizan habitualmente para realizar sus compras.

El conocimiento de los hábitos de los consumidores debe ser un objetivo permanente de las empresas, por cuanto continuamente van surgiendo nuevos métodos y medios de promover, vender y entregar los productos a los clientes, que precisan ser estudiados y si es posible mejorados.

La buena noticia para nuestro panadero de Almería es que si quisiera colocar su aviso en Internet, tal vez podría cambiarlo por uno que dijera:

“Se solicitan clientes con experiencia; que sepan bien lo que quieren, pues aquí sabemos muy bien lo que hacemos y que producto ofrecemos”.

Vladimir Gómez Carpio
Consultor en procesos de transformación personal y organizativa
www.trinodus.com

Copyright (c) 2015 Vladimir Gómez Carpio

Regístrese gratis aquí y reciba las novedades de Vladimir Gómez Carpio.

Para descargar este artículo en PDF haga clic en el siguiente enlace Art. 9 Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s